ENVÍOS GRATIS / ENTREGA EN 1-2 DÍAS

Más que un nombre

Motorola representa la innovación, la calidad y la autenticidad. Llevamos cerca de 100 años guiando a las personas a través de un territorio desconocido... y durante el próximo siglo se demostrará que esto es solo el principio.

La tecnología no es un sector, es una herramienta que puede utilizarse para conseguir un cambio significativo. En nuestro ADN hay un espíritu pionero combinado con un compromiso por realzar la experiencia humana, y además es el origen de nuestro nombre. Dos inventores crearon algo impensable y no encontraron la palabra que lo describiera. ""Motorized Victrola"" (conocido a día de hoy como una radio para automóviles) se abrevió para convertirse en el icónico “Motorola.” ¿Necesita una persona un coche con una radio? No necesariamente. Pero, si nos hubiéramos hecho esta pregunta al principio, el mundo sería muy diferente a día de hoy.

Un gran avance para la humanidad

La NASA confió en Motorola para su sistema de comunicación en el viaje a la luna de 1969. El famoso "gran salto" de Neil Armstrong pudo escucharse en todo el mundo gracias al transpondedor de Motorola que llevaba el astronauta. La calidad forma parte de nuestro ADN y nuestro increíble espíritu de superación nos convierte en líderes indiscutibles del sector de la comunicación móvil.

Más información

¿Por qué detenerse en la luna?

La innovación y los descubrimientos son posibles gracias a las personas que componen el equipo de Motorola. Donde otros ven desafíos, nosotros vemos oportunidades para conseguir un cambio significativo y dejar el listón más alto. Sistemas de cámaras que utilizan inteligencia artificial, pantallas táctiles cuyos lados se pliegan perfectamente: lo único que sabemos a ciencia cierta es que las posibilidades son infinitas. Y lo que nos impulsa a seguir innovando.

Más información

El cliente siempre...

...es el motivo principal de todo lo que hacemos. Para nosotros, unir a las personas no significa que todos seamos iguales. Nuestra obsesión por innovar se ve impulsada por nuestro compromiso con la humanidad y está profundamente arraigada en la cultura de nuestra empresa. Los propios empleados de Motorola ponen a prueba las iniciativas destinadas a comprender las necesidades y deseos del cliente. Oír no es suficiente: escuchamos a nuestros clientes, porque nos identificamos con ellos.